Doña Pilar se jubila

Doña Pilar se jubila

Este 2 de marzo Doña Pilar Gambarte se jubila.

En archivos figura que su primer día como profesora en el colegio fue un lejano 1 de noviembre de 1969. Casi 47 años después cierra esta etapa de maestra, así, con todo lo que significa esta palabra: “maestra” del aula y de la vida.

Los miles de niños y niñas que han que han pasado por su vida y sus clases son los que mejor pueden dibujar los trazos de la imagen que imaginariamente refleje toda la ilusión, trabajo y corazón que ha puesto a disposición de todos a lo largo de estos años.

No es fácil encontrar la palabra más apropiada, la que mejor refleje el sentimiento de cuantos hemos compartido parte de estos años con ella en el colegio: Gracias y Felicidades tal vez puedan servir… pero no lo dicen todo.

Le deseamos toda la felicidad de ahora en adelante, que la vida sigue. Y sabe dónde tiene un lugar para disfrutar de una velada, un patio donde ver correr y jugar a un montón de niños, una casa que siempre será suya.

Valga como despedida un improvisado ¡Nos vemos Doña Pilar!, porque un adiós no pega…

 

También hemos querido que ella misma pueda despedirse de todos. Y le hemos hecho unas preguntas. Muchas gracias por sus respuestas…

 

Has sido profesora de niños desde los 6 a los 12. ¿Con qué grupo de edad te has sentido más cómoda?

Me he sentido muy bien en todas las edades porque cada una tiene sus características y encanto especial

 

¿Cómo viviste tus años de Directora Pedagógica?

Cómo pude. Con actitud de servicio y pensando en que esa Dirección fuese un servicio óptimo para el bien de los alumnos siempre.

 

¿Qué sientes cuándo ves adultos a los niños que fueron alumnos tuyos?.

Siempre, satisfacción e interés por saber cómo están, si tienen un puesto de trabajo….. Pienso que un ladrillo en su formación lo he puesto yo pero que sin el equipo de profesores, padres, etc.. no serían lo que son hoy.

 

¿Y algún momento difícil?

Sólo me quedan los buenos momentos, que son muchos. De los difíciles, si los hubo, no me acuerdo.

 

Aparte de tu labor docente, siempre hasta estado muy vinculada a los Salesianos. ¿Qué significan para ti?

Mucho…. Significan trabajo, crecimiento personal y espiritual. La pedagogía de D. Bosco me enamoró y me ha dado muchas oportunidades como cooperadora, hasta el punto de poder tener a mi cuarta hija.

 

Madre, Maestra, Directora Pedagógica. ¿Qué te falta por hacer?

Lo que Dios quiera. Seguiré viviendo para hacer el bien. Ya sin títulos. SABER ENVEJECER. Es muy importante esta nueva etapa para hacer felices a los que están a tu lado. Mi familia.

 

¿Cómo definirías tu filosofía docente?

He intentado seguir la de D. Bosco: Trabajo, presencia, preparación, alegría y constancia.

 

¿Qué le falta a los Colegios de nuestro tiempo?

No lo sé. Sólo conozco el mío: Y NO LE FALTA DE NADA

 

¿Qué tal te manejas con las nuevas tecnologías?

Soy una analfabeta. Lo justo para sobrevivir

 

Si pudieras creas una escuela ideal. ¿Cómo sería?

Atenta a la necesidad de cada uno de sus alumnos. Alegre, responsable, preparada y vocacional. Abierta pero programada… Vamos, la escuela Salesiana.

 

¿Qué cualidades debe tener alguien para dedicarse a la enseñanza?

“Vocación de educador-docente”. Y digo bien: un maestro cuando enseña, educa, y sabe que los alumnos siempre se están fijando en él.

Sabiendo esto, hay que recuperar la capacidad de escucha, la sensibilidad, aplicar el sentido común, trabajar en equipo y no perder ni la paciencia ni la alegría.